fbpx

Día Internacional de la Acción contra la Migraña

El 12 de septiembre se conmemora el Día Internacional de acción contra la migraña, con el fin de sensibilizar acerca del dolor de los pacientes que sufren este tipo de cefaleas y mejorar la calidad de vida de los mismos.

¿QUÉ ES?

La migraña es una enfermedad muy frecuente, es un tipo recurrente de dolor de cabeza. Aproximadamente afecta al 16% de las mujeres y al 8% de los hombres. En las mujeres suele comenzar con las primeras menstruaciones y en los hombres durante la niñez. Se trata de una enfermedad de personas jóvenes: 1 de cada 4 mujeres entre 35 y 45 años tiene migraña. No obstante, la enfermedad tiende a manifestarse menos a medida que pasan los años. Otro hecho característico de la migraña es su frecuente asociación familiar.

La migraña es una cefalea primaria, es decir, que se presenta de forma independiente y no está causada por otras enfermedades. Se caracteriza por la existencia de episodios, más o menos frecuentes, de dolor de cabeza (generalmente de un solo lado), que duran entre 4 y 72 horas y que suelen ser de intensidad fuerte o muy fuerte, produciendo en las personas que la padecen una situación de invalidez durante la etapa de dolor, teniendo que dejar de realizar la actividad que venían desarrollando, o limitando su eficacia y rendimiento.

También puede variar la frecuencia de los episodios por lo que hay personas que padecen migrañas una o dos veces al año mientras que otras pueden tenerlas más de 15 días por mes. Algunos dolores de cabeza pueden durar varias semanas cada vez.

El episodio de dolor suele acompañarse de náuseas, vómitos y molestia o incomodidad con la luz y los ruidos.

¿QUÉ CAUSA LA MIGRAÑA?

En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento del mecanismo del episodio de dolor que caracteriza a la migraña y se sabe que, en general, hay una alteración de base, en los vasos de la cabeza, en la que predominan la inflamación y la dilatación y que ello llevaría al desencadenamiento del dolor, recuperándose posteriormente.

Cuando el dolor migrañoso va precedido de determinados síntomas de disfunción cerebral focalizados en la vista, oído, etc., y de carácter transitorio, se habla de migraña con aura. La migraña con aura es menos frecuente que la migraña sin aura (hay 1 caso de migraña con aura por cada 3-4 casos de migraña sin aura).

El aura se produce por una disfunción focal de la corteza cerebral, generalmente de la corteza occipital (en la parte posterior del cerebro). Esto explica que el aura más frecuente sea la visual. Sin embargo, si esa disfunción cerebral progresa hacia delante puede afectar a zonas del cerebro que integran la sensibilidad o el lenguaje, manifestándose como auras sensitivas (al paciente se le duerme la mano, un lado de la boca…) y del lenguaje (el paciente no puede decir lo que piensa o confunde las palabras), respectivamente. Esta disfunción dura unos pocos minutos (rara vez más de 30 min) y desaparece sin dejar daños.

¿CUÁL ES SU TRATAMIENTO?

La migraña no tiene cura. Pero sí hay tratamiento para los episodios de dolor que la caracterizan y, en los casos más graves, pueden realizarse tratamientos preventivos. En función de la frecuencia, número de episodios, intensidad del dolor, invalidez que genera, duración de los episodios, síntomas, etc. Los profesionales sanitarios que nos atienden, decidirán si el tratamiento ha de ser sintomático o debe de indicarse una terapia preventiva.