fbpx

Día especial de la Neumonía Atípica

El 15 de enero se celebra el Día Especial de la Neumonía Atípica.

¿Qué es la Neumonía Atípica?

La neumonía es la inflamación o hinchazón del tejido pulmonar, debido a la infección causada por un germen. En el caso de la neumonía atípica, la infección es causada por bacterias diferentes de las que las más comunes que causan la neumonía típica. La neumonía atípica también tiende a provocar síntomas más leves que la neumonía típica.

¿Cuales son las causas?

Las bacterias que causan la neumonía atípica incluyen:

La neumonía por microplasma es causada por la bacteria Micoplasma pneumoniae. Con frecuencia afecta a personas menores de 40 años.

La neumonía que se debe a la bacteria Chlamydophila pneumoniae ocurre todo el año.

La neumonía que se debe a la bacteria Legionella pneumophila se observa con mayor frecuencia en adultos mayores y de mediana edad, fumadores y en personas que tienen enfermedades crónicas o un sistema inmunitario debilitado. Puede ser más grave. Este tipo de neumonía se llama enfermedad del legionario

¿Cuáles son los síntomas?

La neumonía debido al micoplasma y las bacterias Chlamydophila normalmente es leve. La neumonía debido a Legionella pneumophila empeora durante los primeros 4 a 6 días, y luego mejora durante 4 a 5 días.

Los síntomas más comunes de neumonía son: escalofríos, tos, fiebre, dificultad para respirar; entre otros, dolor en el pecho, confusión, dolor de cabeza, pérdida de apetito, dolores musculares, sudoración y piel húmeda.

Pruebas y síntomas

Las personas que posiblemente padezcan neumonía deben someterse a una evaluación médica completa. Puede ser difícil para el médico que lo atiende diferenciar si usted tiene neumonía, bronquitis u otra infección respiratoria, de manera que puede necesitar una radiografia del tórax (pecho).

Según la gravedad de la enfermedad, se pueden hacer otros estudios, como: exámenes de sangre, broncoscopía, tomografía, hemocultivo, biopsia, cultivo de esputo o examen de orina.

Tratamientos

Para sentirse mejor puede tomar estas medidas de cuidado personal en casa: controle la fiebre, no tome medicamentos para la tos si no le receta el médico, tome bastantes líquidos, descanse, puede tomar antibióticos, si es grave lo pueden internar, termine de tomar los antibióticos que le receten, aunque se sienta mejor.