fbpx

Anemia En Pediatría

Las consecuencias de la anemia en pediatría son muy importantes y catastróficas, el estado nutricional del hierro y el desarrollo en la primera infancia son determinantes para el adecuado desarrollo físico y mental de los niños.

Se puede producir anemia por pérdidas (por sangrado), formación de células sanguíneas insuficiente o inadecuada, destrucción acelerada de las células sanguíneas o por una combinación de estas causas.

La anemia ferropénica se produce al no disponer de una cantidad de hierro suficiente para la síntesis de la hemoglobina, ya sea por defecto en los aportes exógenos de hierro (carencial) o por incremento de las necesidades de hierro del organismo (no carencial). En la anemia ferropénica su causa principal generalmente es de origen carencial y precisará tratamiento con hierro oral, además de asegurar futuros aportes de hierro en la dieta.

La mayoría de los niños con anemia están asintomáticos, no presentan molestias hasta que la anemia llega a ser grave. Para el diagnóstico es importante realizar una visita al Pediatra. En ella él determinará factores de riesgo o predisponentes para la anemia, realizará un examen físico completo; ante la sospecha de un niño con anemia se le solicitará pruebas complementarias para poder confirmar el diagnóstico, clasificar el tipo de anemia. Y así poder dar un tratamiento adecuado y oportuno al niño, con lo cual se mejorará el potencial físico y mental de cada niño en aras de una mejor calidad de vida. Debemos resaltar que esta enfermedad debe de tener un seguimiento periódico de corto y largo plazo.